Ulysse Nardin ofrece una garantía ampliada de 5 años en todos los relojes nuevos.

AMPLÍE SU GARANTÍA Cerrar

"La simplicidad es la máxima sofisticación."
L. Da Vinci

Ahora que comienza un nuevo año lunar, Ulysse Nardin lanza una versión de exquisito diseño de una de sus complicaciones astronómicas históricas: el Moonstruck. Con este Worldtimer de manufactura alojado en la caja geométrica de un Blast, Ulysse Nardin ofrece a los connaisseurs más excepcionales una nueva odisea celestial, con una mecánica relojera reinventada que reproduce con la mayor fidelidad posible la trayectoria visible del sol y los ciclos lunares. Hoy, este nuevo Blast, descendiente de la trilogía de relojes astronómicos creada hace casi cuarenta años por el maestro relojero Ludwig Oechslin, propone poner en movimiento los elementos primordiales de los mecanismos celestes visibles para que todos puedan obtener una comprensión poética del universo que nos rodea gracias a una esfera contemporánea e intuitiva.

Blast Moonstruck 1

« Estoy encantado de que mis relojes de pulsera y mis relojes astronómicos permitan a las personas pensar sobre el lugar que ocupan en el universo y quizás darse cuenta de que no somos el centro del mundo. »
Ludwig Oechslin

Blast Moonstruck 2

El Blast Moonstruck reproduce la rotación de la luna, el movimiento aparente del sol alrededor del globo mientras lo observamos desde la Tierra y un gráfico de mareas. Diseñado para hacer inteligible e intensamente poética este baile entre el sol y la luna, la visualización geocéntrica del Blast Moonstruck es fácil de entender, incluso para un principiante sin conocimientos de astronomía. Explicación.

El firmamento estrellado es un mapa para los navegantes, un patio de recreo para los enamorados y el calendario primordial de todas las civilizaciones. En este centelleante ballet donde, vista desde el suelo, la Tierra siempre parece estar en el centro del universo, el sol y la luna definen los ciclos de los días, los meses y las estaciones. Se necesitó el genio de los astrónomos para descifrar este vals que tan bien marca el tiempo. Desde la Edad del Bronce, han estado instalando observatorios para poder diseñar calendarios con una exactitud lo más cercana posible a la duración real del día. A lo largo de las generaciones, han construido su gramática de los cielos.

“¿Por qué un reloj astronómico? Porque todo lo que tiene ciclos regulares puede reproducirse mecánicamente y así leerse en una esfera. Encapsular el tiempo es el arte del relojero; liberarlo, el del filósofo. En cierto modo, el Blast Monstruck encapsula… pero sobre todo libera la mente. Es así de simple.”
Ludwig Oechslin

Astronomía Atractiva

Como todos los relojes que incorporan información astronómica elaborada, el Blast Moonstruck pretende ser una extrapolación miniaturizada de los formidables relojes de torre construidos a finales de la Edad Media en pueblos destacados. Con una esfera de fácil lectura y comprensión, es el sucesor de los instrumentos astronómicos del pasado. Gracias a su sofisticado mecanismo, proporciona la visualización de la hora en un lugar elegido entre los 24 principales husos horarios que se utilizan en el mundo desde la Convención de Washington de 1884. Mediante pulsadores situados en el lado izquierdo de la caja es posible adelantar o retroceder la visualización de la hora principal en saltos de una hora para ajustarla a otra zona horaria.

Blast Moonstruck 3
Blast Moonstruck 4

El Blast Moonstruck también está equipado con una complicación de fase lunar de precisión que, combinada con la complicación que permite el seguimiento en tiempo real del sol, da brillo, relieve y vida a la esfera. Esta representación científica de gran potencial onírico servirá a la causa de los grandes líderes en busca del reloj definitivo, pero también a la de los marineros, con los que la Manufactura mantiene una relación casi íntima desde su fundación en 1846. Ellos conocerán en toda su extensión los beneficios que les puede reportar esta esfera sobria y discreta. Día a día, de un vistazo podrán predecir las fechas de las mareas vivas al observar la alineación del sol y la luna en sus respectivas elipses.

El hombre en el centro de su universo

Diseñado para seguir los pasos de la fabulosa trilogía ideada por Ludwig Oechslin a partir de 1985, este reloj deja de lado la representación copernicana de nuestro sistema solar en favor de un enfoque geocéntrico que es más fácil de leer y comprender para nosotros, los habitantes de la Tierra.

Para acentuar esta sensación de estar en el corazón del universo a partir de la observación del reloj, los diseñadores, junto con el maestro Ludwig Oechslin, optaron por colocar la parte del hemisferio norte vista desde el Polo Norte en el centro del cristal de zafiro. Para aumentar el impacto del efecto 3D, el cristal abovedado, con las masas terrestres grabadas en miniatura en el interior, está fijado a la caja protectora de cristal de zafiro rodeada por un anillo de oro rosa de 18 quilates grabado con los 31 días del mes, que tiene por puntero un pequeño triángulo cargado de material luminiscente.

Blast Moonstruck 5
Blast Moonstruck 6

Hora mundial
Doble huso horario

Debajo de esta estructura tridimensional se deslizan las agujas de la precisión y el diseño contemporáneo por los que se conoce a la colección Blast. Su forma afilada asegura una lectura instintiva, incluso en la oscuridad total, gracias a la presencia de una generosa cantidad de material luminiscente en el centro. Las agujas indican la hora local, ajustada a la hora de la zona horaria en la que vive el propietario del reloj. Pero también se puede configurar a voluntad a partir de cualquiera de las 24 zonas horarias de las que se reproducen los nombres de las ciudades correspondientes en la pestaña fija de la esfera. Esto se puede hacer, hacia adelante o hacia atrás, mediante un sofisticado mecanismo muy utilizado por Ulysse Nardin y activado por los dos pulsadores rectangulares ubicados en el lado izquierdo de la caja. Simple e intuitiva, esta función de hora mundial, siempre útil para los viajeros experimentados, se combina con una complicación astronómica avanzada.

"Die Sonne hat die Kraft, Leben zu erzeugen und zu zerstören. Der Mond beeinflusst die Gezeiten, aber auch unsere nächtliche Musik und die Träume."
Ludwig Oechslin

Vals cósmico
geocéntrico

Para Ludwig Oechslin, diseñador de los años 80 de los relojes de pulsera astronómicos más complejos jamás producidos, y para el equipo de desarrollo de la Manufactura, el Moonstruck no estaba destinado a ser un reloj innecesariamente complicado, sino un reloj con una esfera sobria y eficiente, capaz de representar la mecánica celeste de manera comprensible para todos.

Además de la indicación de la hora visible sobre un fondo del cielo nocturno representado por un disco hecho de aventurina, se pueden leer las horas alrededor del mundo con la ayuda de la pestaña fija que lleva los nombres de las ciudades y el disco giratorio en el que se encuentra un sol en relieve, mientras las indicaciones horarias aparecen a las 12 horas. El reloj también tiene un mecanismo de doble huso horario. Esto permite cambiar la esfera principal en saltos de horas completas con la ayuda de los dos pulsadores ubicados en el lado izquierdo de la carrura para mostrar la hora de un país determinado en la esfera mientras se mantiene la hora inicial junto a la ciudad de referencia. Este reloj altamente eficiente también posee una abertura que, mostrando las fases de la luna de manera realista, asocia su curso con una representación tridimensional del sol ubicado a las 12 horas en la esfera de la horas para la zona horaria de referencia.

Blast Moonstruck 7
Blast Moonstruck 8

Fases lunares de precisión

El equipo a cargo de la creación de Moonstruck eligió proporcionar una representación de las fases lunares en una abertura redonda ubicada en el apogeo de una elipse que representa su órbita, que se representa en el mismo plano de la eclíptica que la Tierra por razones prácticas. Esta abertura mediante disco está asociada a un elaborado tren de engranajes. Hace que el indicador de fase lunar haga una rotación completa por día para seguir el curso del sol, la fuente del brillo de la luna, y también posibilita que haga un círculo completo de la esfera en 29 días, 12 horas, 41 minutos y 9,3 segundos, que representan la duración de un mes lunar, también conocido como rotación sinódica, que tiene una duración astronómica de 29 días, 12 horas, 44 minutos y 2,9 segundos.

Cuando se ve una porción de la luna, la abertura conserva una posición idéntica con respecto al sol, reproducido en relieve y realizado en broncita, durante 24 horas. Este mineral raro y precioso de la familia de los piroxenos presenta una superficie dorada salpicada de manchas oscuras destinadas a reproducir las observables con un telescopio en el manto de la estrella alrededor de la cual, en realidad, gravita la tierra. La visualización de la fase lunar, descrita como "de precisión" porque producirá una divergencia de solo un día después de 40 años de funcionamiento, está asociada con las marcas de las edades de la luna en los puntos suspensivos destinados a representar la revolución de nuestro satélite natural alrededor de la Tierra.

De apariencia compleja, es fácil de leer y también de ajustar, ya que toda la información se puede configurar desde la corona de cuerda. Basta con un poco de concentración a la hora de posicionar correctamente toda la información útil, desde la ciudad de referencia hasta la fecha y la hora locales, para que la complicación integrada en el calibre automático de Manufactura UN-106 gestione posteriormente por sí sola todas las indicaciones mientras el reloj es utilizado. Si no se utiliza, solo hay que volver a colocarlo en la caja suministrada, que contiene un rotor diseñado para mantener la carga y conservar la información del calendario con precisión.

Blast Moonstruck 9
Play video
WeChatDesktop WeChatMobile